domingo, 17 de junio de 2007

SOBRE LA AMISTAD Y EL AMOR


Para poder disfrutar de ambas, de unas buenas relaciones humanas, es conveniente tratar primero de mejorar uno mismo… En la cripta de la abadía de Westminster están escritas estas sabias y anónimas palabras:

‘Cuando yo era joven y libre, y mi imaginación no conocía límites,

soñaba con cambiar el mundo. A medida que me fui haciendo mayor y más prudente, descubrí que el mundo no cambiaría; por lo tanto, acorté un poco la visión y decidí cambiar solamente mi país.

Al llegar a mi madurez, en un último y desesperado intento, decidí cambiar solamente a mi familia, a mis seres próximos, pero…tampoco ellos quisieron saber nada del asunto.

Y, ahora, que me encuentro en mi lecho de muerte de pronto me doy cuenta: sólo con que hubiera empezado por cambiar yo mismo, con mi solo ejemplo, habría cambiado a mi familia. Y, entonces, movido por la inspiración y el estímulo que ellos me ofrecían, habría sido capaz de mejorar mi país y… quién sabe si, incluso, no habría podido cambiar el mundo”





No hay comentarios:

Publicar un comentario